preloader
FECHAS

1 al 3 de Diciembre
Horarios: 02:00 pm, 05:00 pm y 06:00 pm

RSVP

RIN TIN TIN CAFÉ

Bernardo Cornejo es el fundador de RinTinTin Café y El Expendio del Rintintin, dos lugares que están hechos de la pasión por la creatividad, por el servicio y por la comida.

Si se le pregunta a los habitantes de la colonia Americana de Guadalajara por el lugar al que hay que ir para tomar un buen café y probar una buena comida, sin duda sus respuestas conducirán al mismo sitio: RinTinTin.

Se trata de un lugar íntimo donde el esmero por la cocina y las bebidas se equipara con el cuidado que se le ha puesto a la decoración. Detrás de este concepto se encuentra Bernardo Cornejo, un joven tapatío que comenzó su carrera fogueándose en la cocina y el servicio de un restaurante de alta cocina.

Además de la experiencia, aquellos años dejaron en Bernardo la idea clara de lo que quería hacer en el futuro: un proyecto que fuera, en más de un sentido, personal, como lo cuenta en entrevista: “Quería abrir un lugar que me permitiera conocer a la gente que lo visitaba, saber cómo se llamaban y cuáles eran sus gustos. Un lugar que me permitiera saber cuál es el pan que van a pedir o el café que van a tomar desde el momento en el que entran. Quería apapacharlos”.

“Quería abrir un lugar que me permitiera conocer a la gente que lo visitaba, saber cómo se llamaban y cuáles eran sus gustos”

Fue así como, en 2018, nació RinTinTin Café, un lugar en donde el apapacho comienza por la comida. Una pasión que Bernardo heredó de su mamá y de su abuela: “Cuando era niño veía cómo preparaban algunos platillos típicos de comida mexicana, como el mole, y veía toda la ciencia que había detrás de esas preparaciones. Era una alquimia. Por eso me interesa muchísimo mantener vivas esas tradiciones en la elaboración de platillos”, dice. Parte de ese sazón familiar puede disfrutarse en muchas opciones del menú de RinTinTin Café, las cuales buscan transmitir el sabor de hogar, como explica Bernardo: “La salsa de los chilaquiles es 100% casera y se hace siguiendo una receta de mi mamá, lo mismo pasa con nuestros frijoles”.

Son platillos que se disfrutan mejor con un café. Los que se sirven en RinTinTin se elaboran con la mezcla de la casa, con granos de Nayarit y Veracruz. El resultado tiene notas frutales, las cuales vale la pena disfrutar en bebidas como el RinTinTonic, un espresso doble con agua tónica y una rajita de limón.

“Cuando era niño veía cómo preparaban algunos platillos típicos de comida mexicana, como el mole, y veía toda la ciencia que había detrás de esas preparaciones”

Es un hecho que un buen café sabe mejor cuando está acompañado de buen pan, o mejor aún, de una buena panadería. Por ende, resultaba lógico que a los pocos meses de abrir, RinTinTin Café tuviera una nueva vecina: la panadería El Expendio del RinTinTin donde se preparan los ya célebres roles de canela. En la versión del lugar, las tradicionales almendras han sido sustituidas por chispas de chocolate. Una innovación que se ha transmitido de boca en boca entre los habitantes de Guadalajara.

Si bien la visita a RinTinTin sería más que suficiente para complacer al paladar, también representa un agasajo visual. Los colores neutros de las paredes no pasan desapercibidos: son capaces de generar un ambiente de comodidad y relajación en los comensales. Esta atmósfera se complementa con otros detalles, como el colorido mural que se encuentra justo arriba de la barra y que retrata momentos de la vida de la ciudad. Aunque quizá el elemento de interiorismo más llamativo de todos sea un letrero que se encuentra en la pared del fondo, donde se lee: “Te invito un café”. Se trata de un hotspot para tomarse una foto y salir con un buen recuerdo del lugar. Uno que hará que los likes en Instagram suban como la espuma de las bebidas que aquí se preparan.

Como un local

De vez en cuando, Bernardo también experimenta con la masa y con nuevos ingredientes. Un ejemplo de esto son los roles de canela “borrachos”, los cuales llevan el inconfundible sabor del tequila 1800 en el glaseado y que, cuando están disponibles, se convierten en los favoritos del lugar. En la siguiente edición de Local 1800, Bernardo impartirá un taller donde enseñará cómo prepararlos justo como él mismo los hace: “La idea es que cada persona que tome el taller pueda vivir la experiencia de la panadería con todos los sentidos, que se llene de los aromas que tiene la magia de hornear y ponga ‘manos a la masa’ como nosotros lo hacemos”.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *