preloader
FECHAS

1 al 3 de Diciembre
Horarios: 02:00 pm, 05:00 pm y 06:00 pm

RSVP

LARA HERMANOS: IDEAS QUE SE MATERIALIZAN

Mauricio y Sebastián Lara son los fundadores Lara Hermanos, despacho de diseño desde donde dan vida a obras que nacen del equilibrio que resulta de combinar el rigor del análisis con la flexibilidad de la creatividad.

Además de los genes y de una infancia compartida, a los hermanos Mauricio y Sebastián Lara los une la pasión por el diseño industrial y la creatividad. Ellos son, respectivamente, el segundo y el último hijo de una familia conformada por cuatro hermanos, en la que todos estudiaron carreras relativas al diseño y a la construcción (en el caso de ambos, Diseño industrial). Intereses que muy probablemente heredaron de su madre, quien pinta y escribe, y de su padre, quien ha dedicado toda su vida a la arquitectura.

Mauricio y Sebastián también son los fundadores de Lara Hermanos, un despacho afincado en Guadalajara y dedicado al diseño, cuyo origen puede rastrearse hasta 2005 cuando uno de los amigos de Mauricio, el chef Aquiles Chávez, invitó a éste a desarrollar el restaurante LO, en Tabasco. Ese proyecto hizo que Mauricio uniera fuerzas con su hermano Sebastián como socio y de esta manera colocaran los cimientos del despacho.

“Este enfoque e interés por hacer las cosas de una manera distinta ha permeado toda la
producción de la firma. Desde 2005 a la fecha, Lara Hermanos ha sido el autor de cientos
de proyectos que van desde colaboraciones con artistas y marcas, hasta obra gráfica, y
la creación de objetos, interiorismo y arquitectura”.

El resultado de aquel primer trabajo entablaba un diálogo con los usos y costumbres de los habitantes de Villahermosa y también sentaría las bases de una filosofía creativa que se mantiene hasta el día de hoy al interior de Lara Hermanos (por aquel entonces llamado Eos México Estudio). Primero, el interés de trabajar siempre bajo un concepto rector que unifique y aporte coherencia estética a lo que hacen: “No diseñamos nada que no esté sustentado en un concepto. Buscamos que todo esté justificado”, explica Sebastián.
También, la inquietud de no repetirse: “Nos reinventamos en cada proyecto. Y siempre pensamos fuera de la caja”.

Para muestra de lo último, vale la pena mencionar el tapete Sima Pashtún, cuyo diseño evoca tridimensionalmente una sima (o pozo), o la colección de grifería Quadro que crearon para la firma Urrea, la cual sorprende por su diseño contemporáneo, geométrico, lineal y cuadrado.

Este enfoque e interés por hacer las cosas de una manera distinta ha permeado toda la producción de la firma. Desde 2005 a la fecha, Lara Hermanos (nombre que, por cierto, adoptaron en 2015, como sugerencia de su colega, el diseñador Ignacio Cadena) ha sido el autor de cientos de proyectos que van desde colaboraciones con artistas y marcas, hasta obra gráfica, y la creación de objetos, interiorismo y arquitectura.

Su trabajo no ha pasado desapercibido. En 2011, la editorial Arquine publicó un libro sobre el trabajo que habían realizado. Era algo, literalmente, inédito hasta entonces. Nunca antes aquella casa editorial especializada en arquitectura le había dedicado un libro al trabajo de un solo despacho.

“Nos reinventamos en cada proyecto. Y siempre pensamos fuera de la caja”.

Los reconocimientos no terminaron allí. En 2012, el MoMA de Nueva York incluyó algunas de sus piezas dentro del proyecto “MoMA: Destination México”, que tuvo lugar en la tienda de diseño del famoso recinto neoyorquino. Desde entonces, algunos de sus objetos, como el portalápices Erizo, permanecen en el inventario del establecimiento, al lado de las de personajes como Isamu Noguchi.

Otras de sus creaciones también han recorrido otras latitudes gracias a diversas exposiciones, como el set de floreros el Trío que ha sido exhibida en museos de países como Marruecos o Arabia Saudita, o la silla Chac-Seat que ha formado parte de muestras en recintos de Shanghái.

Para ellos los objetos no lo son todo. Tampoco la visibilidad internacional. Desde su creación, Lara Hermanos ha mantenido siempre el interés de trabajar constantemente en proyectos nacionales y locales. Por ejemplo, ellos han sido las mentes maestras detrás de algunas piezas que rápidamente se han convertido en íconos de su ciudad, Guadalajara, como la barra del Café Benito en el Laboratorio de Arte Variedades, creada a partir de un mueble modular que elaboraron con la ayuda de 150 personas de oficios tan diversos como el graffiti o la carpintería.

En esta ciudad, también crearon recientemente el diseño del restaurante Veneno, cuya estética está inspirada en el paisaje del pueblo de Paquimé, en Chihuahua. La obra les valió este año el reconocimiento como Mejor Diseño de América en los Restaurant & Bar Design Awards de Londres.

La de los hermanos Lara es, sin duda, una voz que vale la pena atender. Local Mil Ochocientos lo hace posible. Ambos formarán parte del programa de esta edición, en la que participarán en un panel virtual donde compartirán su visión acerca del diseño y las oportunidades que las industrias creativas tienen en el futuro cercano.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *